Publicaciones

“Creo que me he cogido el virus”, “Pienso y leo sobre la crisis del Coronavirus todo el día”, estás y otras situaciones que dicen que debes tomar medidas psicológicas por tu salud mental

consejos coronavirus

Mucho hemos escuchado estás últimas semanas sobre la crisis del coronavirus y definitivamente que es una situación sin parangón reciente para todos nosotros. No obstante, debemos estar alertas, no solo de las medidas de auto prevención contra el virus sino de otras medidas, de las cuales se habla poco, como son las medidas que debemos tomar en estos casos para cuidar nuestra salud emocional.

Con el afán de ayudarnos hemos recogido el comunicado que ha lanzado el Colegio Oficial de Psicología de Madrid, quienes nos hacen recomendaciones para afrontar de forma eficaz el malestar psicológico generado por el brote de Coronavirus (COVID-19). Dependiendo de la situación en la cual se encuentre, así mismo se adaptan las recomendaciones, no es lo mismo ser paciente con COVID-19 positivo, que estar en casa teletrabajando.

Esperamos que estás recomendaciones sean de ayuda.

¿Pero como sé que el tema del COVID-19 está perjudicando mi salud mental?

En ese sentido, el comunicado detalla una serie de situaciones que se identifican claramente dependiendo de si estas o no contagiado.

No estoy contagiado con la enfermedad.

En caso de que no esté contagiado, pero está sintiendo una serie de emociones de alta intensidad o persistentes como:

  • Nerviosismo, agitación o tensión, con sensación de peligro inminente, y/o pánico.
  • No puede dejar de pensar en otra cosa que no sea la enfermedad, o la preocupación por enfermar.
  • Necesita estar permanentemente viendo y oyendo informaciones sobre este tema.
  • Tiene dificultad para concentrarse o interesarse por otros asuntos.
  • Le cuesta desarrollar sus labores cotidianas o realizar su trabajo adecuadamente; el miedo le paraliza.
  • Está en estado de alerta, analizando sus sensaciones corporales, e interpretándolas como síntomas de enfermedad, siendo los signos normales habituales.
  • Le cuesta controlar su preocupación y pregunta persistentemente a sus familiares por su estado de salud, advirtiéndoles de los graves peligros que corren cada vez que salen del domicilio.
  • Percibe un aumento del ritmo cardíaco, respiración acelerada (hiperventilación), sudoración, temblores sin causa justificada.
  • Presenta problemas para tener un sueño reparador.

En caso de que presente uno o varios de estos síntomas o sensaciones, los psicólogos hacen las siguientes recomendaciones:

  1. Identifique los pensamientos que puedan generarle malestar. Estar pensando en la enfermedad de forma constante puede hacer que aparezcan o se acentúen síntomas que aumentan de forma involuntaria su malestar emocional. Evada ese tipo de pensamientos.
  2. Reconocimiento y aceptación de las emociones. Lo primero que hacemos es negar que tenemos esas emociones que afectan negativamente nuestra salud mental. Por tanto, una de las recomendaciones es que no solo reconozcamos estas emociones, sino que las aceptemos e incluso que las compartamos con personas de confianza. En estos momentos debemos buscar ayuda.
  3. No acepte toda la información que lea como válida. Lo primordial es cuestionarse, buscar e ir a datos fiables, de medios oficiales o científicos. Evite la información y las imágenes alarmistas.
  4. Información realista y adaptada al nivel de comprensión de quien escucha.
  5. Cierre la puerta a la sobreinformación. El hecho de estar permanentemente conectado no significa que este mejor informado. La idea es no aumentar esa sensación de riesgo y nerviosismo

¿Y qué medidas puedo tomar para auto- cuidarme?

  • La actitud es fundamental. Mantenga una actitud optimista y objetiva.
  • Siga las indicaciones de las autoridades sanitarias en cuanto a los hábitos de higiene y prevención adecuados.
  • No hable permanentemente del tema.
  • Apóyese en su familia y amigos.
  • Colabore en mantener la calma en su núcleo familiar y a procurar adaptar el pensamiento a cada situación.
  • Elija fuentes oficiales e información contrastada de expertos: Ministerio de Salud, Organismos oficiales, OMS, etc.
  • No difunda fake news, con esto esta alimentando su miedo y el de los demás.
  • Si esta en casa, reorganice su rutina y si aún no la tiene organice una rutina en la casa. Intente hacer vida normal.
  • Preste atención a las conductas de rechazo o discriminación. El miedo puede hacer que tengamos comportamientos que sean discriminatorios o de rechazo frente a ciertas personas o colectivos.

Cuidando nuestra salud emocional estamos cuidando la salud emocional de quienes nos rodean. Si estamos en cuarentena hay que llevarla lo mejor posible. Intente en la medida de lo posible comer bien, bañarse en la mañana (aunque no salga de casa), cumplir con su rutina laboral (si está teletrabajando), comer a sus horas e intentar buscar un espacio para compartir con su familia. Los niños necesitan la mayor normalidad: intente jugar con ellos (juegos de mesa o inventar cosas), haga ejercicio en la medida que el espacio de su casa se lo permita, incluso haga una rutina divertida de ejercicio con los niños en caso de tenerlos.

Todos conseguiremos acabar con este virus y cuando todo haya pasado nuestra salud emocional tiene que salir fortalecida. A seguir las indicaciones de los expertos.