Sin categorizar

Retos de las Empresas Offshore basadas en Criptomonedas

empresas offshore y las criptomonedas

Nuevos retos surgen para las empresas offshore basadas en criptomonedas. Es decir, las empresas offshore cuyo capital se basa en criptomonedas deben conocer que tienen muchos retos por delante. Las empresas offshore basadas en criptomonedas que se trasladan a un país extranjero no están exentas de dificultades. En el siguiente post les mencionaremos algunos de estos desafíos para tener en consideración:

  • Existe un potencial, pero aún no práctico

Usted debe ser consciente que todavía necesitará dinero regular en su cuenta para usar en situaciones comunes y diarias, ya que no todas las empresas utilizan criptomonedas para las transacciones en el mundo real. Por lo tanto, la demanda de transferir su moneda digital a papel moneda o efectivo es inevitable y es aquí donde la banca tradicional sigue estableciendo barreras debido principalmente a la no regulación de las criptomonedas en la mayoría de países.

Un problema similar enfrentará en circunstancias en las que usted necesita hacer pagos solicitados por los servicios pertinentes o pagar los salarios mensuales para los empleados de la empresa, ya que las agencias encargadas sólo permiten ciertos métodos de liquidación exclusivos de criptomonedas. En algunos lugares, la criptodivisa se limita a aceptar sólo a través de algunas plataformas específicas como Revolut, Mister Tango o Kraken, lo que conduce a dificultades en el uso.

Por tanto, reconocemos la gran potencialidad de las criptomonedas para muchos comerciantes, pero también está claro que su practicidad y la aceptación para su disponibilidad en la compra de bienes y servicios en los distintos ámbitos de la vida puede generar una preocupación grande en un futuro próximo.

  • Pocos bancos de elección

La primera presencia descentralizada de una criptomoneda que es el Bitcoin ha surgido realmente hace poco más de 10 años. Pero como mencionamos anteriormente en la actualidad, todavía hay muchos países, entre ellos Panamá, que no tienen ninguna regulación sobre los usos legales de esta forma de moneda. La ausencia de dicha regulación ha afectado de forma significativa al número de instituciones financieras que pueden permitir a sus clientes participar en transacciones relacionadas con las criptomonedas. Y Panamá no es la excepción. La banca nacional principalmente con corresponsalías en USA no gestionan o abren cuentas bancarias para empresas cuya actividad está relacionada con el uso de las criptomonedas, por lo tanto, este reto es uno de los principales que se ven no solo en Panamá sino a nivel internacional. Hasta ahora, parece imposible que los individuos y las empresas que se dedican a los negocios relacionados con las criptomonedas puedan abrir una cuenta bancaria en el extranjero, y mucho menos realizar operaciones bancarias en bancos grandes y de buena reputación.

Ante esta situación o postura de los bancos a nivel internacional, la solución más práctica que se presenta a este problema es proceder con la creación de una cuenta o cartera virtual con una institución financiera, en su mayoría empresas orientadas a las fintech para recibir y retirar dinero de su cuenta de corretaje. Ejemplo de este tipo de instituciones son EMI en Europa, Neat Hong Kong, o Transferwise. Estas instituciones ponen en marcha un procedimiento realmente sencillo para que rara vez recibas un rechazo. Ante esta posibilidad surge automáticamente una gran desventaja que es que dichas instituciones financieras se encuentran menos reguladas y la mayoría de ellas son instituciones de reciente creación. Por lo tanto, una forma inteligente de hacer frente a esta situación sin dejar de beneficiarse de su apertura a los negocios de riesgo es no poner todos los huevos en la misma canasta.

  • Alto riesgo de volatilidad

El Bitcoin y otros activos «virtuales» suelen considerarse «activos de riesgo». Debido al hecho de que las monedas digitales no suelen estar bajo la vigilancia de los gobiernos, la volatilidad de los precios suele aparecer como una consecuencia importante a partir de entonces. Sin ninguna protección, los comerciantes de criptomonedas pueden sufrir pérdidas potenciales. El precio de la criptomoneda puede subir y bajar muy repentinamente. Los actores clave en el comercio de criptomonedas probablemente todavía recuerdan el caso histórico de la volatilidad del bitcoin en el año 2017. Esta primera criptodivisa basada en blockchain alcanzó su pico de alrededor de 20.000 dólares por bitcoin en diciembre de 2017. Sin embargo, apenas cuatro meses después, se produjo un dramático desplome de tres veces el precio del bitcoin hasta no más de 7.000 dólares.

Por tanto, si quiere constituir una empresa cuya parte del patrimonio estará en criptomonedas antes de tomar decisiones importantes deje asesorarse por abogados expertos como es nuestro caso. Escribamos a info@legalsolutionspanama.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *